Imagen
Así vivimos el fútbol: eliminatorias para el Mundial
futbol, argentina, mundial
27 de Octubre 2017

México, como se sabe, es un país de gran tradición futbolera. Los fines de semana nos reunimos en familia para verlo o para ir al estadio, y cuando juega la selección… ¡ni se diga!  Por eso, en la última fecha de las eliminatorias mundialistas nos reunimos, preparamos la botana, los sandwiches Bimbo, pero al final nos faltó comida, ¡porque fue un drama total!. Afortunadamente para México y para nosotros, en esta ocasión no tuvimos que sufrir, ya que la clasificación se obtuvo desde hace un rato, pero para otros países no fue así. 

 

Algunos amigos extranjeros nos contaron su experiencia en esta última jornada.

 

Joaquín, de Argentina, nos contó que casi toda la colonia se juntó en un solo lugar para ver el partido. Dijo que parecía una fiesta, y conociendo a los argentinos, ¡seguro no faltó la comida! Pero esta vez fue diferente, porque su selección estaba a punto de ser eliminada del mundial. “Cuando inició, todos estábamos muy nerviosos, me comía las uñas y todos tenían cara de preocupación. Cuando Ecuador marcó el primer gol a los pocos minutos de juego, provocó que todos nos pusiéramos demasiado tristes” - nos contaba Joaquín.

 

Además, nos cuenta que después de varios minutos con el alma en un hilo apareció Messi, el genio del fut, para darles el pase al Mundial con un triplete y que al final todos gritaban como locos en la calle.

 

Por otro lado, Hugo, mi amigo de Chile, no tuvo la misma suerte. El día que jugó su selección fue contra Brasil, y aunque estaba esperanzado, sabía que iba a ser difícil porque los brasileños llegaban con sólo una derrota y el partido era en su estadio. 

 

Fue un partido emocionante y al mismo tiempo lleno de nervio. Hugo nos cuenta que el tiempo pasó y que al llegar el descanso iban empates, cero a cero, y aún creían que el sueño de llegar al mundial era posible. Pero en el segundo tiempo vivieron una pesadilla, los brasileños despertaron y desmoronaron toda esperanza de clasificación. “3 - 0, ¿puedes creerlo?” nos dijo con la voz entrecortada.

 

La eliminación de la Roja’ generó tristeza en mi amigo y miles de personas en Chile. Todos afirmaban que la “generación dorada” había llegado a su fin, y que sólo tenían palabras de agradecimiento para ellos, después de haber ganado otras copas recientemente.

 

Se ha cerrado un ciclo en el que hemos vivido momentos de mucha alegría y tristeza en todo Latinoamérica, porque el fútbol es pasión y se lleva en el corazón. Ahora queda esperar, faltan pocos meses para que ruede el balón en Rusia, y mientras llega seguiremos alimentando nuestro amor por el fútbol. 

 

¡Nos vemos pronto!

Comentarios